Tutorial - dibujo básico

 

el resultado final de este sencillo tutorial de dibujo

Tutorial - dibujo básico I

En primer lugar debería confesar que afirmo que el método aquí expuesto sea el mejor ni el más adecuado a la hora de dibujar una figura humana. Simplemente se trata de el método que más me ha gustado de cuantos he leído o conocido. Concretamente, baso este sencillo tutorial en el dibujo de la anatomía humana de Burne Hogarth, de modo que si podéis acudir directamente a esta fuente ampliaréis profundamente todo lo aquí expuesto.

Comenzaremos pues este tutorial exponiendo las bases más fundamentales de todo dibujo que ilustre la anatomía humana (aunque se extendería a toda forma de dibujo).

La primera base es la de "no creas que puedes dibujar eso sin ayudarte más que de tu talento". Todos sabemos que dibujar guiándonos únicamente por nuestra emotividad y expresividad artística sería un ideal magnífico y gratificante. Pero en nuestros comienzos esto no puede ser así. Ahora que no dominamos el arte del dibujo y somos todavía humildes aprendices es momento para echar mano de herramientas auxiliares de todo tipo. Por ello, hacer bocetos, esquemas, guiones, story boards y similares no son formas de entretenernos gastando folios, sino ayudas a nuestro trabajo creativo.

La segunda base es la de "el que no se equivoca no aprende" (Jesús Gaona). Esto es fundamental cuando llevamos cuatro días encerrados intentando terminar una ilustración que se nos resiste. Ese no es momento de desanimarse al mirar la ingente cantidad de papeles (y tal vez lápices) acumulados en nuestra papelera, sino de pensar en cuánto estamos aprendiendo de cada error que cometemos.

Y la tercera base es la de "hey, ¿a qué esperas para dibujar todo lo que te rodea?"... este principio resume bastante bien la importancia de dibujar de todo y a todo momento (mientras más mejor).

Bueno, una vez establecidos estos principios tan básicos y sencillos, entremos directamente en materia. Abordemos sin más preámbulos el dibujo más sencillo de la figura humana. Con esto de "más sencillo" me refiero al dibujo que evita las posturas en escorzo (incluidas en la perspectiva y la tridimensionalidad del espacio pictórico).

Así, tenemos que considerar primeramente las proporciones canónicas que rigen la anatomía humana. Sobre este tema se han escrito ingentes cantidades de estudios y tratados (desde la Grecia clásica hasta la actualidad), aunque aquí tomaremos un enfoque suficientemente sencillo.

En la figura anterior observamos el armazón que define todo el cuerpo dividio en varias partes. El pecho está representado por una caja, que denominaremos caja torácica. Más abajo, los abdominales enlazan con las piernas en lo que llamaremos cuña pélvica. Finalmente, tanto los brazos como las piernas se representan mediante contornos simples, mientras la cabeza es simplificada a una esfera ovalada.

Respecto a las posiciones relativas de cada parte, es útil seguir algunas de las siguientes directrices directrices:

En la caja torácica, los pezones se encuentran sobre los vértices de un triángulo isósceles (cuyo vértice superior coincide con el centro de la clavícula).

En el espacio entre el tórax y la cuña pélvica pueden dibujarse los abdominales mediante un óvalo que concluye en un ángulo sobre el centro de la pelvis. Cuatro divisiones quedan por encima, en la parte ovalada.

Las piernas tienen dos posiciones básicas: vistas de frente y vistas de perfil. De frente pueden asemejarse a un B, cuya parte recta se encuentra en la parte interior de la pierna, y cuyas curvas representan el muslo y el gemelo. De perfil, sin embargo, asemejamos mejor la pierna a dos arcos (de nuevo el muslo y el gemelo).

En los pies encontramos una situación homóloga, estando de frente el pié orientado "hacia fuera" (respecto de la pierna), y de perfil asemejándose a un triángulo.

Respecto a los brazos, cabe destacar que la unión entre éstos y la caja torácica tiene lugar en los deltoides. El pectoral enlaza directamente con los deltoides, y a partir de éstos nace el brazo en sí mismo.

Llegando a la cabeza, sólo nos interesará (por ahora) marcar con una línea vertical la división simétrica de la cara, y con tres trazos horizontales la altura de los ojos, la nariz y la boca.

En fin, con esto tenemos suficiente por el momento. Tal vez sea momento de poner en práctica todo lo aprendido, aplicándolo a una sencilla ilustración (donde repasaremos, ya que estamos, las bases del dibujo y entintado a pincel).

(insertar vídeo aquí)